Folie à deux

La clave para estar solo, es aguantar el tiempo suficiente hasta que tener pareja te parezca una forma de enfermedad mental.  Yo estuve muchos años sin pareja, y tras un periodo de extrañeza, en el que me intrigaba que nadie quisiera tocarme el pito, pasé a un limbo bastante guay. 

Folie à deux, es una de esos trastornos que aparecen índice de enfermedades mentales, casos excepcionales que utilizan la psicología y la psiquiatría para justificar que son relevantes y científicas (raramente son alguna de las dos cosas). Folie à deux consiste en que una persona tiene un trastorno mental, un delirio psicótico, y la persona que vive con él, sea su pareja o un familiar, lo adopta como propio. Comparten su locura, por decirlo llanamente. 

Con el tiempo, eso me pareció a mí que era estar en pareja. ¿Cómo que tengo que llamar a otro adulto, y ponerme de acuerdo con él, en virtud de un pacto imaginario?. Otro adulto al que tengo que consultarle cosas. Explicarle que voy a hacer esto o la otro. Hacer planes. ¡Es como un delirio compartido! Con el paso de los años, tu sentido de individualidad es tan autosuficiente, que cualquier “acuerdo” con otra persona, a la que estas unido por un vínculo invisible, parece simplemente una chaladura. 

Además, ¿en qué consiste exactamente eso de la atracción?. Si yo veo a una chica guapa, me maravilla su sonrisa, me pierdo en sus ojos, me embriago con su conversación. ¿Qué más quiero? ¿Meter sus ojos en un bote con formol? ¿Comérmela? ¿Quién soy, Jeffrey Dahmer? ¿Hannibal Lecter? ¿A qué viene tanto ansia? ¿Qué es lo que has dicho que hay de cenar exactamente?. 

Hay un elemento posesivo en el amor, que tiene mucho sentido en nuestro cerebro reptiliano, pero poco en el lóbulo prefrontal, que es el que escribe poesías y lineas de código. Genera mucho sufrimiento. Bien podríamos ahorrárnoslo, aunque, por desgracia, no parecemos tener esa opción. Como bien se ha dicho, esta tara, en nuestro idioma, viene explicitada en el lenguaje común, en el que para expresar nuestro afecto, se dice te quiero, nunca el más poético te amo

En fin, yo ahora estoy con una bitch, y sin darme cuenta estoy en el juego psicótico hasta el cuello. ¿Qué tal la mañana? ¿Qué tal la tarde? ¿Qué tal el medio día? Voy a ir a ver a mis padres. Voy a la farmacia. Ya sé que nos íbamos a ir de vacaciones, pero me voy a gastar mil pavos en una guitarra. No te enfades. Por favor. No te enfades. Voy a la pescadería. Voy a cagar.  Voy a casa de un amigo. Luego te digo el color y la consistencia. De las heces, no del amigo. El amigo ya le conoces, es inconsistente. Sí, está bien. Su madre también bien. Besos. Luego hablamos. Tqm. Emoticono. Emoticono. Otro emoticono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *